Hotel Sussex Córdoba

Nuestra Historia


Complejo Hotelero Sussex es un hotel histórico emplazado en el casco fundacional de la ciudad de Córdoba, Argentina, único en su excelente ubicación y pionero en servicios e instalaciones.

Una empresa familiar fundada por Don Tomas Alvarez Saavedra en Buenos Aires en 1945, con origen en el tradicional edificio de Florida y Tucumán, donde hoy se emplaza el Grand Hotel de la federación Argentina de empleados de comercio y servicios (FAECyS).

Con gran éxito económico del modelo, en la década del 50 desarrolló nuevos hoteles en los puntos más importantes del país, creando la “Primera cadena de hoteles internacionales del interior de la Argentina”.

Desde 1950 asume la administración del histórico Hotel Plaza y comienza la construcción del hotel Sussex Córdoba, inaugurado en 1963 siendo el hotel referente en servicios, calidad y lujo con destacados servicios exclusivo: terraza solárium con cancha de tenis, pileta, bar y sauna en 5º piso.


Este complejo hotelero contaba en su apertura con varios salones, bar, pileta, cochera privada, salas de reuniones y el famoso restaurant Maxim’s apoyado por de un jefe de cocina francés que llevo el nivel de calidad a su máxima expresión.

Posteriormente se habilitaron hoteles en la provincia de La Rioja, Catamarca, Mendoza y San Juan. Algunos con casino y cancha de golf, a demás de servicios como cocheras privadas, piletas de gran tamaño, canchas de tenis, restorant y bar, elevando el nivel del servicio de hotelería en cada ciudad donde se instalaba; herencia que distingue nuestro servicio actualmente.

Este Complejo Hotelero expresa exteriormente la más exquisita y tradicional arquitectura francesa, una fachada de 1918 desarrollada por el ingeniero- arquitecto Carlos María Agote, graduado en París y referente de la arquitectura de estilo francesa en Argentina.


Hoy, sigue intacto aquel espíritu señorial, cálido y exclusivo, recibe visitantes y realiza eventos a solicitud. Sin embargo, pasear una tarde por el Maxim’s equivale a un paseo por la cubierta del Titanic: allí se puede apreciar todavía una historia que respira en sus muros y comprender la magnitud de la ciudad vista desde sus ventanales.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, actualmente el hotel y el Maxim’s se encuentran en proceso de reestructuración para seguir día a día mejorando nuestro servicio, que nos sigue distinguiendo a lo largo del tiempo.